¿Qué son las Altas Capacidades?

Altas Capacidades Cantabria - Los niños con altas capacidades son aquellos niños cuyas capacidades son superiores a su grupo de iguales, o a las esperadas para su edad o condición, en una o varias áreas.

La dificultad para designar a estos niños que sobresalen por uno u otro motivo, en uno o varios campos de actuación, ha hecho proliferar el número de calificativos para designarlos: superdotados, talentosos, genios, precoces, etc.

Existen diversos términos relacionados con la posesión de capacidades intelectuales:

  • Precocidad: desarrollo temprano en una o varias áreas, pudiéndose confirmar o no las altas capacidades una vez madure su capacidad intelectual.
  • Talento: cuando la persona destaca de manera especial en un ámbito o ámbitos específicos, presentando una capacidad superior a la media en áreas como la artística, verbal, lógica, matemática, creativa, etc.

En este contexto, la mayoría de autores distinguen diversos casos que, siguiendo la definición tradicional, serían todos identificados indistintamente como superdotación intelectual, dependiendo de si el individuo resulta sobresaliente en una, varias, o todas las posibles formas de inteligencia:

  • Talentos simples: percentil superior a 95 en una determinada capacidad: cálculo numérico, aptitud verbal, creatividad + verbal ...
  • Talentos múltiples: percentil superior a 85 en dos capacidades: verbal + numérico, creatividad ...
  • Talentos complejos: percentil superior a 80 en tres capacidades: académico (verbal + lógico + gestión de memoria), artístico (espacial + lógico + creativo), matemático (numérico + lógico + espacial)...
  • Superdotación: percentil superior a 75 en todas las capacidades relacionadas con las aptitudes intelectuales tradicionales, junto con la creatividad.

J. Renzulli define la sobredotación intelectual por la posesión de tres conjuntos básicos de características íntimamente relacionadas y con igual énfasis en cada una de ellas:

  • Una capacidad intelectual superior a la media, en relación tanto a habilidades generales como específicas.
  • Un alto grado de dedicación a las tareas refiriéndose a perseverancia, resistencia, práctica dedicada, confianza en sí mismo, etc.
  • Altos niveles de creatividad, considerando la creatividad como capacidad de las personas para responder con fluidez, flexibilidad y originalidad.

Esta definición hay que matizarla y entenderla sólo como unos rasgos predictores, pero un niño/a con altas capacidades no tiene por qué verse afectado por estas 3 cualidades, y por supuesto no en el mismo grado.

Lo que tratamos de decir es que las altas capacidades no pueden reducirse a unas características concretas y especificas que deben darse sin condiciones, las cualidades de los niños/as con altas capacidades son diversas, aunque haya unas lineas concretas que se dan de una manera más común que otras. Pero no se trata de elaborar un test en el que deben encajar, aunque se den cualidades comunes, cada niño/a posee su propia personalidad y no deben descartarse altas capacidades si no se dan cualidades que expertos plantean como imprescindibles, solo las pruebas de diagnostico confirman o descartan las sospechas sobre altas capacidades.


En la actualidad no hay acuerdo entre la comunidad científica para ofrecer una definición única respecto a los diferentes conceptos que engloban las altas capacidades intelectuales.

Cada línea de investigación, cada corriente teórica defiende su propia acepción del término "superdotación". Hay dos tendencias fundamentales:

La primera de ellas, sigue el criterio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), considerando al superdotado como aquella persona que en los tests de inteligencia general puntúa por encima del cociente intelectual 130. Esta postura es defendida por los especialistas alineados con concepciones de la inteligencia más tradicionales (inteligencia general, factores intelectuales limitados al razonamiento lógico, verbal, matemático y espacial), y con medidas de la inteligencia basadas en los tests denominados de inteligencia general (factor G, Wechsler, Raven…). Estos especialistas mantienen que la verdadera inteligencia se encuentra en el ámbito del razonamiento abstracto, en todas sus variedades.

La segunda tendencia, considera parcial y limitado este enfoque, y entiende como superdotada a aquella persona que dispone de un nivel elevado de potencial o rendimiento en todas las aptitudes intelectuales o aptitudes directamente relacionadas con la inteligencia (como es el caso de la creatividad o la gestión de la memoria), sin que sea necesaria la puntuación por encima del mencionado cociente intelectual.

Los modelos explicativos de las altas capacidades intelectuales han ido variando a lo largo del tiempo, aunque en todos ellos subyace la conceptualización de la Inteligencia.

Aunque no se puede generalizar, ya que cada persona es diferente, las siguientes características sugieren la existencia de altas capacidades:

  • Gran curiosidad y ganas por aprender desde muy pequeños, además de que muestran alto nivel de actividad, energía y concentración.
  • Capacidad para razonar de manera compleja. Atienden a las relaciones entre distintos hechos y situaciones.
  • Maduración precoz, y/o disincronía entre las diferentes áreas del desarrollo.
  • Gran memoria a largo plazo.
  • Dominio del lenguaje, vocabulario preciso y rico. Pueden ser sensibles ante los mensajes no precisos o ambiguos.
  • Pensamiento simbólico, abstracto.
  • Aprenden con mucha rapidez, a menudo de manera inductiva y con capacidad de establecer relaciones entre la información obtenida de diferentes contextos y situaciones.
  • Alta sensibilidad e intensidad emocional.
  • Gran sentido del humor, elaborado, impropio para su edad.
  • Creatividad, imaginación rica en detalles, flexibilidad y fluidez, capacidad para enfocar y resolver los problemas de manera diferente, de proponer varias alternativas, de ver más allá de lo aparente y de anticipar consecuencias.
  • Tendencia a realizar bien las tareas y a mejorar las cosas.
  • Intereses y preocupaciones amplias y propias de niños/as de mayor edad, pudiendo mostrar vastos conocimientos sobre un tema.
  • Motivación intrínseca, fuerza de voluntad e independencia de pensamiento.
  • Preocupación temprana por problemas sociales: injusticias, guerras, hambre, ecología.
  • Capacidad crítica con las normas y necesidad de conocer sus razones.

Las características sociales y emocionales de los niños/as con altas capacidades hacen referencia a una serie de aspectos como los siguientes:

  • Intensidad emocional: La intensidad emocional se considera como una de las principales características de las altas capacidades. La intensidad emocional demuestra una vida interior rica y compleja, plena de emociones profundas y es lo que hace que las personas disfruten de la vida, sientan la alegría de vivir, la pasión por aprender, desarrollar un talento y estar motivadas por la consecución de logros. Puede manifestarse de diferente manera: empatía, preocupación por los sentimientos de los demás, por la muerte, sensibilidad y profundidad en las relaciones, apego a los animales, miedos, sentimientos de inferioridad o de inadecuación, profundidad de sentimientos: alegría, tristeza, ambos a la vez.
  • Intensidad sensorial: que se manifiesta mediante una alta capacidad sensorial y de placer/displacer elevados ante los sonidos, el ruido, la música, los olores, los sabores, las texturas, los colores, la belleza...
  • Independencia de creencias y opiniones ante las demás personas o ideas vigentes en la sociedad, lo que puede manifestar como obstinación o rebeldía.
  • Desarrollo moral y del sentido de la justicia desde pequeños, con opiniones y valores propios. Tiende hacia valores universales como justicia, paz, equidad y preocupación hacia el sufrimiento en el mundo: guerras, hambre, contaminación, cambio climático. Busca el aspecto ético cuestionando y preocupándose por lo que está bien y mal; se rebela ante las injusticias y no acepta que se incumpla la palabra dada y la necesidad de comprender y cuestionar las normas sociales y morales.
  • Sentido agudo de la crítica respecto a sí mismos y con los demás: Se manifiesta en la disconformidad ante la mediocridad, la ambigüedad, la exigencia de calidad.
  • Sentido del humor que puede ser elaborado, irónico, inteligente… incluso corrosivo. Buscan el aspecto lúdico, divertido de las cosas y las situaciones y al no ser siempre comprendido puede interpretase como muestra de llamadas de atención o de protagonismo.
  • Perfeccionismo entendido como una necesidad de realizar bien las tareas, de conseguir logros, de mejorar, perseverar. Lo simple puede ser convertido en complejo. Subyace una gran motivación intrínseca. Puede ir acompañado con el miedo al fracaso y con una baja tolerancia a la frustración.
  • Tendencia al control interno de la conducta y a modificar el comportamiento de acuerdo a las diferentes demandas sociales, cognitivas y/o emocionales que surgen en situaciones específicas.
  • Posibilidad de manifestar estados de inquietud, impaciencia o ansiedad, tics, gran actividad física, a veces generada por una gran sed de conocimientos, o por el hecho de adaptarse al ritmo de los demás. Puede observarse en la existencia de tics nerviosos, mordida de uñas o lápices, mirada continua al reloj, somatizaciones, etc.

Características Generales en los niños con Altas Capacidades

Altas Capacidades Cantabria - Existen diferentes indicadores de la presencia de altas capacidades en relación a las etapas educativas por las que un niño pasa a lo largo de su desarrollo. En los niños con alta capacidad pueden encontrarse algunos de estos rasgos:

De 3 a 6 años (coincide con el ciclo escolar de Educación Infantil):

Indicadores referidos al ámbito cognitivo

  • Poseer un vocabulario inusual para su edad: rico, preciso y elaborado.
  • Comprender de manera precoz las relaciones causales.
  • Resolver problemas y aprender por intuición utilizando métodos diferentes a sus compañeros.
  • Aprender por temas: números, letras, universo.
  • Reconocer números o letras antes de lo esperado para su edad.
  • Aparecer de forma temprana el concepto de cantidad y número, pudiendo llegar a desarrollar métodos propios de cálculo y resolución de problemas.
  • Aprender de forma precoz e inductivamente a leer y escribir.
  • Poseer una buena expresión oral y alta capacidad para seguir una conversación.
  • Desarrollar el lenguaje muy pronto.
  • Emplear menor tiempo en la realización de las tareas en comparación con los compañeros.
  • Adquirir conceptos abstractos difíciles para su edad cronológica.
  • Manifestar interés por juegos reglados y de construcción.
  • Poseer buena memoria para cuentos, canciones, explicaciones, datos…

Indicadores referidos a la creatividad e imaginación

  • Realizar preguntas inusuales por su diversidad, originalidad, profundidad o nivel de abstracción.
  • Demostrar originalidad al combinar ideas, métodos y formas de expresión artísticas.
  • Ser muy hábil en hacer rompecabezas y puzles.
  • Iniciar, componer o adaptar juegos y música, estando libre de la influencia de la familia o el profesorado.
  • Demostrar creatividad y originalidad en sus producciones artísticas y en otros ámbitos de trabajo.

Indicadores referidos al ámbito socioemocional

  • Arreglar los conflictos de forma pacífica.
  • Tener sensibilidad ante los problemas o sufrimiento de otras personas, como la pobreza, el dolor de cabeza, los desastres naturales o la violencia, entre otros.
  • Manifestar preocupación por temas como la muerte y el universo.
  • Buscar la calidad en sus realizaciones y la insistencia ante la mejora de su trabajo. Con ello se provoca el retraso en la finalización de los ejercicios.
  • Oponer resistencia a la realización de tareas ante las que exista posibilidad de fracaso.
  • Tener un alto sentido del humor.
  • Mostrar inquietud, movimientos, tics…

Indicadores referidos a motivaciones e intereses

  • Concentración en un tema y tener persistencia hasta que lo acaba.
  • No cansarse nunca y tener un elevado nivel de energía
  • Preferencia hacia el trabajar independientemente y necesitar poca ayuda.
  • Ser curioso, y un gran explorador del medio.
  • Dejarse tareas “rutinarias” inacabadas.
  • Dificultades para aceptar la repetición de lo que ya conoce.
  • Realizar preguntas adecuadas al tema y mostrar curiosidad por el conocimiento.
  • Ser arriesgado y especulativo.
  • Manifestar preferencia hacia juegos intelectuales frente a actividades motoras o corporales.



De 6 a 12 años (coincide con el ciclo escolar de Educación Primaria):

Indicadores referidos al ámbito cognitivo

  • Comprender con facilidad la información que adquiere y la RECUERDA.
  • Aplicar los conocimientos adquiridos de una materia a otra distinta.
  • Usar recursos lingüísticos y matemáticos superiores a los de los niños y niñas de su edad.
  • Desarrollar la capacidad para interconectar diferentes informaciones, estableciendo nuevos conceptos y percepciones innovadoras.
  • Poder mostrar gran conocimiento y profundidad en temas de su interés muchas veces no trabajados en el Centro Escolar.
  • Resolver problemas con estrategias diferentes y, además, puede resolver sin operar.
  • Aprender con facilidad y rapidez, no necesitando la repetición.
  • Terminar pronto las tareas de clase, por lo que a veces muestra aburrimiento.
  • Buscar la calidad en sus realizaciones y la insistencia en mejorar sus trabajos puede retrasar la finalización de sus tareas.
  • Poseer recursos lingüísticos superiores.
  • Anticiparse a las explicaciones del profesor/a. Algunos aprendizajes los hace sin explicación.
  • Ante la solicitud de una aclaración o duda le basta con una breve explicación.
  • Aversión hacia tareas mecánicas y repetitivas.
  • Emerger en ellos tempranamente los procesos de metacognición, esto es, la toma de conciencia del funcionamiento cognitivo, su control y manipulación. Son capaces de explicar conceptos a sus compañeros/as y se dan cuenta de cómo aprenden.

Indicadores referidos a la creatividad e imaginación

  • Demostrar originalidad al combinar ideas, métodos y formas de expresión artísticas.
  • Iniciar, componer o adaptar juegos, música, discursos, etc., libre de la influencia de los padres/madres o del profesor/a.
  • Formular preguntas variadas y de calidad.
  • Poder ser crítico consigo mismo y con el entorno: sus compañeros/as, profesores/as…

Indicadores referidos al ámbito socioemocional

  • Tener opiniones muy independientes.
  • Llevar a otros/as a trabajar en los temas que se propone.
  • Ser revoltoso/a, inquieto/a o incluso respondón/a.
  • Tener mucho sentido del humor: comentarios divertidos, jocosos, ironía.
  • Involucrarse en problemas sociales. Preocupación por la justicia, la verdad, la honestidad, etc.
  • A veces, le cuesta aceptar las normas si no son previamente razonadas.
  • Preocuparse por los temas trascendentales: el más allá, las civilizaciones antiguas, muerte, etc.

Indicadores referidos a motivaciones e intereses

  • Concentrarse en un tema y persiste hasta que lo acaba.
  • Buscar la calidad en las ejecuciones.
  • Preferencias ante trabajar independientemente y necesita poca ayuda
  • En temas de su interés es capaz de realizar trabajos excelentes o implicarse de forma entusiasta ante tareas que suponen un reto.
  • Mostrar curiosidad orientada a la comprensión: trata de encontrar el sentido de las cosas, le interesa más el “porqué” que el “qué”.
  • Trabajar a su ritmo; cuando se centra en un tema de su gusto lo hace rápido y con calidad. Es capaz de permanecer largo tiempo trabajando en temas de su interés.
  • Pedir trabajo diferente y más complejo.

Altas Capacidades



De 12 a 16 años (coincide con el ciclo escolar de Educación Secundaria Obligatoria – ESO):

No hay que olvidar que la adolescencia es una etapa donde aparecen muchos cambios de auto imagen, identidad sexual, desplazamiento del interés, grupo de iguales, transformaciones fisiológicas, madurativas y hormonales...
En el caso de la persona con altas capacidades, este momento es especialmente crítico puesto que es el momento de la diferenciación entre sus iguales en relación a la edad y a las capacidades.
Los adolescentes con altas capacidades prefieren estar con personas que tengan la misma capacidad de ellos, aunque sean mayores en edad, y al mismo tiempo, la amistad que mantiene con las personas de su misma edad no tienden a deteriorarse.
Tener altas capacidades no garantiza el éxito en las tareas académicas, ya que el /la alumno/a está influido por las presiones de la sociedad y de su grupo de iguales. Si no se encuentra estable a nivel emocional, su rendimiento escolar se verá influenciado negativamente por ello.

Indicadores referidos al ámbito cognitivo

  • Mostrar logros excepcionales en alguna materia.
  • Generar gran cantidad de ideas, definiciones, conceptos y soluciones ante los problemas.
  • Poder presentar grandes diferencias de unas calificaciones a otras y de unas evaluaciones a otras.
  • Poseer un lenguaje apropiado y preciso con extenso y rico vocabulario.
  • Responder bien a la responsabilidad.
  • Tener elevado rendimiento escolar.
  • Manifestar facilidad para adquirir y relacionar conocimientos.

Indicadores referidos a la creatividad e imaginación

  • Continúa lo iniciado en la Etapa Primaria: inicia, compone o adapta juegos, música, discursos, etc., libre de la influencia de los padres/madres o del profesor/a.
  • Usar materiales comunes para generar soluciones creativas a problemas cotidianos.
  • Plantear problemas complejos e intenta ampliar conocimiento por medio de preguntas
  • Demostrar originalidad al combinar ideas, métodos y formas de expresión artísticas.
  • Poder ser muy crítico ante determinadas situaciones (injustas, erróneas, inconsecuentes) y con algunos/as profesores / as.
  • Mostrar creatividad con miras productivas. Plantea problemas complejos al profesor/a, por medio de los cuales pretende ampliar sus conocimientos.

Indicadores referidos al ámbito socioemocional

  • En algunos casos, puede manifestar rebeldía y resistencia a aceptar la autoridad impuesta, cuestionamiento de las normas y convenciones sociales.
  • Mostrarse crítico consigo mismo y con los demás.
  • Tener especial preocupación y sensibilidad hacia problemas sociales, morales, éticos…
  • Poder mostrarse desafiante con el profesorado.
  • Buscar el aspecto lúdico de la vida.
  • Poseer sentido del humor fino y elaborado.
  • Huir de la mediocridad, por lo que busca la calidad en el trabajo.
  • Buscar amistades íntimas, poder identificarse y fusionarse
  • Indicadores referidos a motivaciones e intereses

Indicadores referidos a motivaciones e intereses

  • Preferencias ante trabajar independientemente y necesita poca ayuda.
  • Interesarse por temas ajenos al currículo escolar.
  • Mostrar interés y apasionamiento por una o varias áreas de investigación intelectual mostrando logros excepcionales en algunas materias.
  • Participar en grupos de actividades del centro: el periódico escolar, grupo de teatro, radio, etc. Así como en otras actividades de la comunidad.
  • Poder manifestar variabilidad en el rendimiento escolar y en las calificaciones, dependiendo del tema, del estilo cognitivo del profesor/a, del momento emocional, etc.
  • Destacar en actividades diversas: olimpiadas matemáticas, de materias científicas (física, química, biología, geología…), concursos de ajedrez, música…
  • Buscar relaciones afines a sus intereses y conocimientos.
  • Tener gran capacidad de trabajo en temas de su interés.

En el colegio…

Altas Capacidades Cantabria - Los niños con altas capacidades son niños que tienen capacidades intelectuales superiores a lo que normalmente deberían de tener los niños de esa misma la edad.

Aparte de presentar una capacidad intelectual superior, suelen ser niños muy creativos y que presentan una fuerte motivación e interés por lo que hacen. Esto no quiere decir que no surjan multitud de problemas para él.

Estos niños presentan unas características que los diferencian del resto de alumnos, presentando así unas necesidades educativas diferentes según el nivel o el grado de altas capacidades que presente. Es importante conocer cómo son estos niños para poder diagnosticarlos y atenderlos adecuadamente en el ámbito educativo.

niño riendo

En su aprendizaje…

Altas Capacidades Cantabria - Los alumnos y alumnas con altas capacidades intelectuales pueden:

  • Aprender más rápido, con más facilidad y de forma diferente a sus compañeros/as.
  • Enfrentarse a contenidos más complejos que las personas de su edad.
  • Mostrar gran capacidad de atención y observación hacia las personas o las cosas.
  • Poseer un alto nivel de energía, capacidad de concentración y persistencia.
  • Ocuparse de varias temas a la vez y pueden enfocar un problema desde ópticas diferentes.
  • Manifestar un buen potencial de aprendizaje y son alumnos/as que con poco esfuerzo obtienen un alto rendimiento.
  • Realizar un aprendizaje inductivo, es decir, tienen gran facilidad para relacionar la información obtenida en diferentes contextos y extraer conclusiones.

La inhibición latente

Ejemplos como los ruidos, imágenes, sonidos, aromas, sensaciones, todo lo que vemos, oímos, olemos, sentimos; la lista de estímulos que llegan a nuestra percepción a cada momento, todos los días, es interminable. El ser humano es "bombardeado" constantemente con información de todo tipo, y no se refiere necesariamente a la televisión, la radio, el teléfono móvil, el iPod, y todos los artefactos de la sociedad moderna sino a todo lo que constantemente perciben nuestros sentidos y nuestra mente a cada momento, en nuestra habitación, al caminar por la calle, etc.

Es tanta la cantidad de información, que es imposible enfocar la atención en cada detalle. El cerebro, para evitar sobrecargarse, posee un mecanismo llamado "inhibición latente" que se encarga de filtrar toda la información que considera inútil o innecesaria para la vida cotidiana. La mente de las personas normales, al procesar un dato banal, lo olvida. En los que tienen niveles de inhibición latente más altos (normales) este mecanismo funciona como un "colador" que no permite que la persona se vea aturdida por demasiadas cosas a la vez.

En cambio, la mente de las personas con bajos niveles de inhibición latente, automática aunque conscientemente, le dan la vuelta, lo estudian y lo archivan, a la espera de encontrarle una posible utilidad. Aunque las palabras que se utilizan para describir esto parezcan simplificarlo todo, no es así. La baja inhibición latente es algo complicado (a veces imposible) de manejar y puede ser sumamente peligroso.

Esto se debe a que el nivel de información percibido por los sentidos (a cada momento) y transportado al cerebro en una persona con baja inhibición latente es tantas veces superior a lo normal, que si el cerebro no cuenta con la fortaleza necesaria para afrontar todo ese volumen de información, se quiebra y falla. A su vez, la persona con baja inhibición latente, debe encontrar la forma de manejar esta condición, si no, vivirá en permanente frustración. Aún cuando siga procesando todo ese nivel de información (que es demasiado para la mente de una persona normal) debe aprender a enfocarse en cosas más específicas; y de lograrlo, podrá llegar mucho más lejos que quienes lo rodean, podrá estar siempre un paso adelante de los demás en lo que haga.

Las personas con altas capacidades o superdotados, pertenecen a este grupo, ya que se suelen perder entre todo aquello que les rodea, siendo incapaces de discriminar y recoger lo esencial de una tarea de aquello que no lo es.

Se pierden entre demasiada información, lo cual captan gracias a la agudeza de sus sentidos y riqueza de su percepción. Por lo tanto, ante demasiada información, no saben por donde comenzar ni por donde coger el problema o tarea, esto los hace más lentos el en tratamiento de la información, y su eficacia se reduce.


En su motivación…

Altas Capacidades Cantabria - Los alumnos y alumnas con altas capacidades intelectuales pueden:

  • Mostrar una amplia gama de intereses y preocupaciones tempranos que no son propios de la edad (creación del universo, muerte, trascendencia, lo que está bien o mal, la justicia, extinción de especies como los dinosaurios, biografías de personas relevantes, colecciones…).
  • Manifestar un alto grado de motivación, entendida como el compromiso con la tarea y la persistencia en la resolución de problemas.
  • Sentir gran curiosidad y ganas de aprender.
  • Presentar una mayor motivación intrínseca.
  • Cuestionar problemas de la vida real.
  • Preocuparse por problemas éticos.
  • Utilizar e interpretar el lenguaje de manera rica y muy precisa.
  • Ser capaces de comunicar sin lenguaje, de interpretar las emociones sutiles para entender el lenguaje no verbal.
  • Tener unos recursos de gestión de la memoria muy eficaces. Su estilo de recuerdo es más reconstructivo que recuperativo.
  • Poseer flexibilidad cognitiva, es decir, capacidad para afrontar una situación novedosa, para adaptarse a un cambio, etc.
  • Desarrollar habilidades metacognitivas.
  • Mostrar una gran velocidad en la adquisición y procesamiento de la información.

En su creatividad…

Altas Capacidades Cantabria - La Creatividad es una capacidad que poseemos todos los seres humanos. En las personas con altas capacidades se trata de una característica muy significativa que puede observarse desde muy temprana edad y que puede manifestarse de muy diferentes maneras y grados. Según Clark (2008) en las personas con altas capacidades, la creatividad debe abordarse de una manera global, desde una perspectiva cognitiva, emocional, física/sensorial e intuitiva.

El alumnado con altas capacidades intelectuales suele presentar:

  • Curiosidad: desde pequeños observan, miran, exploran o preguntan constantemente. Manifiestan un gran interés por conocer, por obtener respuestas a sus dudas, además, sus preguntas suelen ser inusuales en niñas/os de su edad. Con frecuencia se impacientan por la demora en la respuesta a la cuestión planteada y ello puede cansar a las familias o al profesorado.
  • Originalidad: creación de nuevas ideas.
  • Imaginación rica en detalles: Buscan nuevas maneras de enfocar y realizar las cosas. Son hábiles en imaginar y crear historias, proponer nuevas soluciones originales.
  • Fluidez de pensamiento: de combinación de ideas y conocimientos. También pueden generar muchas y variadas propuestas y respuestas a un mismo tema.
  • Integración de conocimientos provenientes de distintos ámbitos y su uso en la resolución de una tarea o actividad.
  • Necesitan conocer el porqué de las cosas, de las normas…
  • Facilidad para imaginar situaciones inacabadas, para inventar historias…
  • Capacidad para romper los moldes, normas y hábitos establecidos y osadía e independencia en sus propuestas.
  • Tendencia a investigar, a utilizar los recursos de manera diferente. Suelen tener gran variedad de intereses que a veces no comparten con sus compañeros/as.
  • Pueden ver más allá de lo aparente.

Es importante recordar que algunas veces pueden enfocar su creatividad hacia el mundo artístico y figurativo: música, escultura, pintura, teatro, pero también hacia la investigación, mecánica, inventos, utilizaciones diferentes a las habituales, trabajos de clase, manera de vestir, juegos etc.

niños

En su relación con los demás…

Altas Capacidades Cantabria - Esta faceta es especialmente importante porque condiciona su relación con el exterior, y aspectos tan importantes como la autoestima y el autoconcepto.

  • Son muy independientes, por lo que, en general, prefieren trabajar solos.
  • Tienen un gran afán de logro y superación y son perfeccionistas y críticos consigo mismos y con los demás, por lo que tienden a realizar bien las tareas y a mejorarlas, a plantearse metas muy altas, a exigirse la máxima calidad y un alto nivel de rendimiento. En algunos casos, esto puede conllevar un miedo al fracaso y una baja tolerancia a la frustración tanto hacia sus errores como a los de los demás.
  • Son muy perseverantes en aquellas tareas y actividades que les motivan y les suponen un reto y un esfuerzo.
  • Manifiestan capacidad de iniciativa y, fruto de su seguridad, capacidad de persuasión y convicción. Tienen capacidad de liderazgo y de organización de grupos de trabajo. Sus habilidades sociales suelen ser buenas y, en principio, no tienen dificultades de interacción, excepto cuando las diferencias con sus compañeros son muy altas.
  • Son capaces de autorregular su propia conducta según las demandas del entorno.
  • Manifiestan una sensibilidad e intensidad emocional alta, es decir, una vida interior rica y compleja, con muchas emociones profundas (disfrute, pasión, alegría, empatía, tristeza, etc.).
  • Tienen una intensidad sensorial elevada, es decir, pueden sentir de forma intensa placer/displacer ante sonidos, música, olores, sabores, etc.
  • Su sentido del humor es alto, inteligente, elaborado e irónico y, sobre todo, inusual para su edad, buscando el lado divertido de las cosas.
  • Pueden mostrarse impacientes, inquietos y ansiosos por sus ganas de conocimientos y por tener que adaptarse al ritmo de los demás, lo que se puede manifestar a través de tics, somatizaciones, etc. A veces, pueden manifestar problemas de conducta, como conductas inconformistas, negativistas y retadoras.
  • Pueden presentar disincronía, es decir, un desarrollo no equilibrado entre sus diferentes capacidades (cognitiva, social, emocional y psicomotor). Es frecuente que el desarrollo cognitivo sea mayor, pero no el emocional, motor y/o social. Este desequilibrio en los ritmos de desarrollo les puede hacer sentir diferentes lo que puede dificultar que se identifiquen con sus iguales (por ello, a veces buscan el intercambio de aficiones con niños mayores, prefieren juegos más intelectuales, pudiendo generar confusión en el entorno de adultos, pues aparecen comportamientos más infantiles junto a un pensamiento más maduro, etc.).
  • Con respecto a su autoconcepto y autoestima, en algunos casos, pueden sentirse diferentes a los demás, lo que les hace sentirse raros, inseguros y con dificultades en sus relaciones sociales. En otros casos, se pueden llegar a sentir superiores, sobre todo en los que destacan bastante respecto a sus compañeros. Es importante ser conscientes tanto de nuestra actitud hacia los progresos de nuestro hijo o hija, que influirá en la imagen que tenga de sí mismo, como de las consecuencias que ésta puede tener (aislamiento, posibles actitudes de rechazo hacia los demás., etc.).

Necesidades de los niños con Altas Capacidades

Altas Capacidades Cantabria - Basadas en las características generales, podemos señalar algunas necesidades en los niños y niñas con altas capacidades intelectuales, siempre teniendo en cuenta que no se dan de la misma manera en todos los niños, por lo que tendremos que diferenciar cuáles son las que tiene nuestro hijo o hija de forma específica. Las necesidades también pueden variar dependiendo del momento evolutivo del menor, su contexto familiar y social, etc.

Estas necesidades pueden ser cognitivas, educativas, emocionales y sociales y, para lograr el bienestar y equilibrio de nuestro hijo o hija, es conveniente responder a ellas de forma simultánea.

Algunas de las más frecuentes son:

  • Un entorno afectivo de seguridad donde ser aceptados como son, como niños con aciertos y errores, y sin una presión externa que les obligue a triunfar en todas las áreas y a tener las mejores notas. Como cualquier otro niño, necesitan el afecto de sus padres, el contacto físico y que les valoren por ser quiénes son, no por cómo son, ni por sus capacidades. Ser aceptados, escuchados y respetados también con sus capacidades, sin tener que ocultarlas para no destacar y ser rechazados o que se burlen de ellos.
  • Poder conocerse a sí mismos, con nuestra ayuda, para saber las ventajas y desventajas de tener altas capacidades y conocer sus propias fortalezas y dificultades, que les permitan construir una imagen positiva de sí mismos.
  • Un ambiente social de respeto y comprensión, que les acepte y estimule; en el que puedan tener confianza y crear vínculos de amistad y pertenencia, y en el que les ayuden a desarrollarse social y emocionalmente. Un ambiente social en el que convivan y se relacionen con otros niños diferentes y con distintos grupos sociales, que les permita aprender a respetar y valorar las diferencias, empatizar con los demás, adaptarse a las normas sociales, entender qué se espera de ellos y el efecto de su comportamiento, desarrollar habilidades sociales, asertivas y tolerancia a la frustración, etc.
  • Un entorno enriquecedor, estimulante, dinámico y flexible, tanto en la familia como en el centro educativo, en el que se motiven, en el que puedan desarrollar y compartir sus inquietudes y su curiosidad y que les permita aprender y expresarse, imaginar y crear. También, donde puedan aprender de forma autónoma e independiente, participar activamente y controlar su propio aprendizaje, desarrollando, investigando y profundizando en sus intereses. Para ello, necesitan estímulos diferentes y constantes, actividades variadas y dinámicas que potencien su imaginación y curiosidad, la posibilidad de acceder a materiales y recursos adicionales, oportunidades para poder ejercitar sus capacidades y una enseñanza multidisciplinar que responda a sus necesidades. Es decir, un entorno dinámico, flexible y participativo que estimule sus potencialidades y no las limite. Asimismo, necesitan un entorno en el que poder recibir ayuda para poder planificar sus proyectos y tareas y poder tener sentimientos de éxito. Un entorno que plantee retos, reconozca sus logros y estimule la superación de dificultades. Un entorno que promueva una educación integral que les permita desarrollarse en todas las áreas.

Principales problemas de los niños con Altas Capacidades

Altas Capacidades Cantabria - El principal problema es la Disincronía o Asincronía; Esta característica hace referencia a un desarrollo no homogéneo o desequilibrado de las áreas social, cognitiva, psicomotora y afectiva que a menudo está presente en los niños con altas capacidades.

Por ejemplo, se puede observar un desarrollo cognitivo precoz, pero no necesariamente acorde con el emocional o el social. Este hecho puede hacerles sentirse diferentes a los demás y generar dificultades en su identificación con los otros/as (Silverman, 1992; 2001).

J. J. Terrassier (1994) diferencia dos tipos de disincronía, como son:

  • La interna: se refiere al desarrollo no homogéneo entre la capacidad más puramente cognitiva y el lenguaje, la psicomotora y la emocional.
  • La externa o social: hace referencia a la discrepancia entre el niño o la niña y la escuela, la familia y las amistades.

Así, podemos observar a niñas/os que leen perfectamente pero que escriben mal, que hablan correctamente pero no pueden comunicarse con compañeros de su edad, o a niños/as con menor madurez emocional o física que lo esperado para su edad.

Detengámonos un poco más en la disincronia... El niño superdotado no desarrolla algunas aptitudes al tiempo que los niños de su misma edad; a esto se le denomina disincronía, cuyo significado es el desarrollo desigual que se da en el superdotado entre las capacidades psicológicas y sociales. A continuación exponemos algunas de estas disincronías:

  • Disincronía intelectual y psicomotora. Los niños superdotados presentan a menudo un adelanto sobre los niños normativos para andar y para hablar. Esto se observa especialmente en la lectura y escritura. Los niños superdotados son precoces en leer, pero no en escribir. Para escribir el niño ha de tener un control en la coordinación visomanual y el niño superdotado lo tiene al tiempo que los niños de su edad.
  • Disincronía del lenguaje y del razonamiento. Los niños superdotados son precoces en la comprensión lingüística y en una mayoría, también, en la expresión; sin embargo la capacidad de razonamiento está siempre más adelantada que la capacidad del lenguaje. Ellos no pueden expresar como quisieran lo que piensan de forma rápida, por lo que a veces se sienten incomprendidos.
  • Disincronía afectivo-intelectual. La capacidad intelectual de estos niños hace que les llegue mayor información y que ésta sea más rápidamente procesada, mientras que el nivel afectivo y emocional será inferior y, por tanto, difícil de poder asumir dicha información, a no ser con una buena ayuda. Cuando la disincronía es extrema puede producir trastornos depresivos u obsesivos. Este es uno de los principales problemas que tienen los niños superdotados hasta los 10 a 12 años de edad: aunque puedan recibir respuestas a sus planteamientos intelectuales, no reciben las mismas a sus planteamientos emocionales y afectivos.
  • Disincronía intelectual y currículum. El currículum ha de corresponder al desarrollo de las capacidades intelectuales de la mayoría de los alumnos, según la edad; los alumnos superdotados, que poseen estas capacidades por encima de la normalidad, superarán con prontitud los aprendizajes, y, en consecuencia, el currículum será inadecuado para ellos. Esto hace que un número altísimo de superdotados se aburra repitiendo temas o lecciones que ya saben. Necesitan retos nuevos de aprendizaje. Si estas circunstancias subsisten el niño dejará de estudiar o entrará en conflicto con el profesor, adoptando una actitud pasiva/agresiva.

Ya desde hace muchos años, LetaHollingworth (1886-1939) advertía en un libro, titulado: “Los niños superdotados: su naturaleza y educación”, que estos niños, además de poseer un alto C.I., tenían, desde muy pequeños, un gran interés por los orígenes y el destino, siendo ello un síntoma destacado de agudeza intelectual: ¿quién hizo el mundo?, ¿de dónde venimos?, ¿dónde iremos tras la muerte?, ¿porqué venimos al mundo? A mayor cociente intelectual antes desarrolla el niño una acuciante respuesta del universo. Estas observaciones hechas por LetaHollingworth las refieren con frecuencia los padres en la práctica de la consulta cotidiana. Se puede decir, por tanto, que el niño superdotado no sólo piensa de forma diferente a otros niños, sino que, además, siente de forma diferente. Esto lo deben tener en cuenta los padres, profesores y psicólogos.

Preguntas más frecuentes sobre altas capacidades

  1. ¿Qué han de hacer los padres cuando sospechan que su hijo/a tiene altas capacidades?
    Acudir a un psicólogo especialista en superdotación para que lo confirme o descarte, y emita un informe. Este profesional ha de conocer en la práctica los diferentes métodos de selección y educación para los niños.
  2. ¿A qué edad puede identificarse un niño/a con altas capacidades?
    Como norma general no antes de los cinco años, salvo raras excepciones. En el Gabinete de Psicología nuestros psicologos evaluan a ninos con altas capacidades desde los 5 años, antes de esta edad pueden dar falsos positivos o falsos negativos. Antes de esta edad se dan pautas a los padres y niños/as para atender sus necesidades, no se deja solas a las familias, las familias que necesitan respuestas se les atiende para canalizar las conductas.
  3. ¿Los profesores que atienden a los niños con altas capacidades tienen que ser ellos mismos superdotados?
    No. Lo que necesita el niño/a es un profesor que lo comprenda y conozca sus peculiaridades. El profesor será un orientador con la madurez necesaria que ayude y estimule al niño/a a conseguir metas. No ha de ser sólo un reproductor de conocimientos, sino innovador y creativo. Estos niños desean descubrir y aprender por sí mismos, pero necesitan las orientaciones de los profesores.
  4. ¿Son los niños superdotados emocionalmente diferentes?
    Por regla general, lo son. Las aptitudes intelectuales y creativas se desarrollan en ellos a un ritmo más elevado que otras capacidades, que evolucionan con normalidad. Las emociones pueden ser afectadas. El niño superdotado es más sensible que otros niños y hace más preguntas existenciales; si no se le ayuda no encontrará respuestas y eso le preocupará.

Las altas capacidades recogidas por ley

Altas Capacidades Cantabria - El Ministerio de Educación considera alumnado con necesidad específica de apoyo educativo, de acuerdo con lo establecido en el capítulo I del título II de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, aquel que, por presentar necesidades educativas especiales, por dificultades específicas de aprendizaje, por sus altas capacidades intelectuales, por haberse incorporado tarde al sistema educativo, o por condiciones personales o de historia escolar, requiere una atención educativa diferente a la ordinaria para que pueda alcanzar el máximo desarrollo posible de sus capacidades personales y, en todo caso, los objetivos establecidos con carácter general para todo el alumnado.

Corresponde a las Administraciones educativas adoptar las medidas necesarias para identificar de forma temprana sus necesidades:

  • Adoptar planes de actuación adecuados a las mismas

Asegurar los recursos necesarios para que puedan alcanzar el máximo desarrollo posible de sus capacidades personales y, en todo caso, los objetivos establecidos por la LOE con carácter general para todo el alumnado.

  • Garantizar la escolarización

Los centros docentes contarán con la debida organización escolar y realizarán las adaptaciones y diversificaciones curriculares precisas para facilitar a los alumnos la consecución de los fines establecidos. En el ejercicio de su autonomía pedagógica, de organización y de gestión, en el marco de la legislación vigente, elaborarán el proyecto educativo, que recogerá, entre otras cosas, la forma de atención a la diversidad del alumnado.

  • Flexibilización de las etapas del sistema educativo

Se podrá flexibilizar la duración de cada una de las etapas del sistema educativo para este alumnado, independientemente de su edad, de acuerdo con las normas establecidas al efecto.

Esta medida supondrá anticipar el inicio de la etapa o reducir la duración de la misma. La decisión se tomará cuando las medidas que el centro puede adoptar, dentro del proceso ordinario de escolarización, se consideren insuficientes para atender adecuadamente las necesidades de este alumnado y su desarrollo integral, deberá contar con la conformidad de los padres e incorporar medidas y programas de atención específica.

Criterios generales para adoptar la medida de flexibilización:

La medida de anticipar o reducir la duración de una etapa educativa podrá adoptarse hasta un máximo de tres veces en la Enseñanza básica y una sola vez en las enseñanzas postobligatorias. En casos excepcionales, las Administraciones educativas podrán adoptar medidas de flexibilización sin tales limitaciones.

En el caso de las enseñanzas de régimen especial, la flexibilización de la duración de los diversos grados, ciclos y niveles se podrá llevar a cabo siempre que la reducción de estos periodos no supere la mitad del tiempo establecido con carácter general, aunque, en casos excepcionales, las Administraciones educativas podrán adoptar medidas de flexibilización sin tal limitación, siempre incorporando medidas y programas de atención específica.

Las Administraciones educativas determinarán el procedimiento, trámites y plazos que se han de seguir en su respectivo ámbito territorial para adoptar la medida de flexibilización, así como el órgano competente para dictar la correspondiente resolución.

El Real Decreto 943/2003, de 18 de julio, por el que se regulan las condiciones para flexibilizar la duración de los diversos niveles y etapas del sistema educativo para los alumnos superdotados intelectualmente, determina que la Ley Orgánica 10/2002, de 23 de diciembre, de Calidad de la Educación, establece, en su preámbulo, que uno de sus objetivos esenciales es conseguir el mayor poder cualificador del sistema educativo junto a la integración en éste del máximo número posible de alumnos ; que el sistema educativo debe procurar una configuración flexible, que se adapte a las diferencias individuales de aptitudes, necesidades, intereses y ritmos de maduración de las personas para no renunciar al logro de resultados de calidad para todos ; asimismo, a través de esta ley, se establece un marco general que permita a las Administraciones educativas garantizar una adecuada respuesta educativa a las circunstancias y necesidades que concurren en los alumnos superdotados intelectualmente.

Ser superdotado es una manera de estar en el mundo que da color al conjunto de la personalidad.