Orientaciones generales

Altas Capacidades Santander - A continuación ofrecemos una serie de orientaciones para las personas más cercanas a un niño con altas capacidades, los padres/tutores y los docentes/profesores.

Orientaciones a los padres

Altas Capacidades Santander - Tanto las familias como los centros educativos deben facilitar la posibilidad de cooperación y colaboración entre ambos para establecer un ambiente cálido y de comprensión para el niño con altas capacidades.

En el ambiente familiar:

  • Se debe fomentar la participación del niño en actividades variadas en relación a sus intereses. Aunque no se recomienda agobiar al niño impidiendo su desarrollo social normal.
  • Se proporcionan materiales sobre las áreas de interés para la estimulación de los niños a nivel cognitivo y creativo.
  • Se debe ayudar en su educación integral, y no solamente centrarse en los aspectos intelectuales. Lo emocional y lo social también contribuyen a su desarrollo como persona.
  • Fomentar la autoestima es uno de los fundamentos del desarrollo normal del niño. Se recomienda evitar etiquetas del tipo “genio” o “superdotado” para evitar la diferenciación con el resto de sus iguales.
  • Se les da libertad de pensamiento así como animarlos a que resuelvan sus problemas sin temor al fracaso.
  • Recompensar sus esfuerzos con una actitud positiva.
  • Desarrollar la tolerancia ante nuevas ideas y demostrar interés por el conocimiento del niño.
  • Crear oportunidades para fomentar el pensamiento crítico y solución de problemas.
  • Animarle ante las iniciativas que realice el niño, aunque también hay que promover la finalización de las tareas que lleve a cabo. Promoción de la perseverancia.
  • Tratarlo como un niño, y no como un pequeño adulto.
  • Fomentar la autovaloración en las actividades que realice.
  • Desarrollar el reconocimiento de estímulos ambientales y sensibilidad ante ellos.
  • Hacerles partícipes de las tareas del hogar, igual que cualquier miembro de la familia.
  • Interesarse por las aficiones del niño, y compartirlas en la medida de lo posible.
  • Ofrecer ayuda cuando lo necesite.
  • Proporcionarle los medios necesarios para que se relacione con niños que tengan también altas capacidades.
  • Ayudarle a resolver problemas que se planteen debido a su propia precocidad y dotes creativas.
  • Se estimula al niño para que investigue y descubra elementos nuevos, fomentando su autonomía y la curiosidad por el mundo que le rodea.
  • Como cualquier niño, necesitará el apoyo y la ayuda de sus padres para realizar las tareas educativas, sin que éstos les impongan criterios temporales ni exigencias.

Además de indicaciones a favor de promover las altas capacidades de los hijos, también existen recomendaciones para no hacer con estos niños:

  • No se debe propiciar la consideración de raro ni de superioridad en relación a los demás niños.
  • No se debe exigir demasiado.
  • No se debe saturar a los niños con materiales innecesarios y ajenos a sus necesidades e intereses.
  • No se debe impedir que inicien proyectos propios.
  • No se deben eludir las cuestiones y exasperarse con su ansia de saber y preguntar.
  • No se debe dar un trato especial respecto a sus hermanos.
  • No se debe aislarlos del mundo exterior, especialmente, de sus iguales.
  • No se debe adoptar una postura crítica frente a la escuela, propiciando enfrentamientos con el profesorado y el centro.
  • No se debe otorgar un privilegio especial ni situarlo como centro de atención familiar.
  • No se debe evitar que sean originales ni diferentes en sus respuestas

En la actualidad, las condiciones que favorecen el desarrollo de las altas capacidades de loshijos son:

  • Actitud abierta de los padres: la libertad de expresión y la ausencia de dominación generan en los hijos un nivel de confianza mayor en sus padres, pudiendo expresar sus sentimientos sin trabas ni prejuicios.
  • Relación positiva padres-hijos: la confianza mutua permite desarrollar el potencial de los hijos, que trabajan más relajados en sus actividades.
  • Flexibilidad de opinión: la autoridad excesiva y la rigidez no son buenas aptitudes para desarrollar las altas capacidades del hijo. Por ello, se recomienda adoptar una postura de flexibilidad para poder dialogar con ellos y llegar a un acuerdo.

El papel de la familia en el desarrollo de las potencialidades de un niño con altas capacidades intelectuales es fundamental y, por ello, ésta debe conocerlo y ser consciente de ello.

En primer lugar influye la propia percepción que la familia tiene de las altas capacidades intelectuales y las expectativas que ello le genera. Esta percepción determina el comportamiento hacia su hijo potenciando, en unas ocasiones, su desarrollo y, en otras, limitándolo en función de si se facilita o no la expresión de esas potencialidades. Las expectativas de la familia deben ser realistas y basadas en un conocimiento preciso y objetivo de las características y peculiaridades de su hijo, de sus fortalezas y limitaciones, de sus gustos e intereses, etc.

Por otra parte, son importantes las características socioculturales del contexto familiar en tanto van a determinar el desarrollo máximo de las capacidades que posee el niño. Los recursos con que cuenta la familia, los criterios y pautas educativas que aplican en la educación de sus hijos, los hábitos sociales y culturales que poseen o los contextos de relación que establecen, son aspectos influyentes en el desarrollo de un niño con altas capacidades intelectuales.

familia feliz

Basándonos en lo anterior, es conveniente que las familias tengan en cuenta las siguientes consideraciones sobre la educación de los niños:

  1. Las altas capacidades que posee un niño no deben coartar el papel educador y socializador de su padre y madre, incluso cuando aquellos puedan superarles en determinadas aptitudes. De la misma manera, la autoridad que deben ejercer no debe verse afectada por el hecho de que su hijo posea unas capacidades superiores. En este sentido, se han de establecer unas normas, pautas y límites adecuados a su edad cuyo cumplimiento se ha de velar, sin perjuicio de que haya una flexibilidad y comprensión en ello.
  2. Se ha de favorecer su educación integral, potenciando el desarrollo de todas sus facetas, y no sólo la intelectual. En ocasiones se presupone que una capacidad intelectual superior conlleva un desarrollo similar en otros ámbitos, siendo descuidados los aspectos afectivo, emocional o social, con la consiguiente aparición de problemas. Para ello hay que:
    • Aceptarle como es, teniendo en cuenta que el niño o niña con altas capacidades intelectuales no es una persona adulta.
    • Demostrarle afecto como a otros miembros de la familia pues su madurez y/o superioridad intelectual no implican que no posean necesidades en el plano afectivo y emocional.
    • Reforzarle y reconocer sus logros y avances con palabras de elogio, gestos de apoyo, premios materiales, reconocimiento social...
    • Eliminar cualquier tratamiento especial, evitando etiquetas y que pueda considerarse superior a otros niños y niñas.
    • Favorecer las relaciones con otros niños y niñas a través de su participación en diversas actividades como talleres, campeonatos, juegos deportivos, pertenencia a asociaciones, excursiones...
    • Fomentar su autonomía animándole a resolver sus propios problemas, buscar respuestas a sus inquietudes, planificar su tiempo, elegir las actividades que desea realizar...
    • Exigir su responsabilidad en la realización de determinadas actividades como colaboración en las tareas de casa, cuidado de hermanos, cumplimiento de un horario de estudio y trabajo, hábitos de cuidado personal...
  3. En determinadas situaciones estos niños pueden desarrollar sentimientos de superioridad respecto a sus iguales, hecho que suele desembocar en el individualismo y en la aparición de problemas de adaptación social. Por ello, desde la familia se deben trabajar aspectos básicos como:
    • Responsabilidad.
    • Tolerancia y el respeto hacia los demás.
    • Desarrollo de habilidades sociales para unas relaciones personales adecuadas.
    • Integración social.
    • Aceptación de otras personas.
    • Etc.
  4. Se ha de estimular el desarrollo de las potencialidades que posee el alumnado con altas capacidades para que éste llegue a su grado máximo, tanto en los aspectos que destaca como aquellos en los que presentan capacidades similares a los niños y niñas de su edad.
  5. Planificar el tiempo. Desde la familia se debe planificar y controlar el tiempo que estos niños y niñas pasan fuera del colegio y evitar el aburrimiento que pueden presentar:
    • Ayudándole en la planificación de sus proyectos y tareas.
    • Dedicándole tiempo.
    • Siendo flexible y respetuosos con su trabajo.
    • Ofreciéndole actividades para que puedan desarrollar sus capacidades e intereses.
    • Facilitándoles materiales en los ámbitos que más les interesan.
  6. Se ha de estimular el desarrollo de las potencialidades que posee el alumnado con altas capacidades para que éste llegue a su grado máximo, tanto en los aspectos que destaca como aquellos en los que presentan capacidades similares a los niños y niñas de su edad.
  7. La colaboración con el centro educativo y, de manera más concreta, con el profesorado es esencial. Es prioritaria la coordinación e intercambio de información entre la familia y el centro educativo para trabajar al unísono. En este sentido la familia debe:
    • Ofrecer al centro toda la información familiar relevante, al ser ésta de gran utilidad en la identificación, evaluación y determinación de la respuesta educativa: desarrollo evolutivo, conductas, reacciones, intereses de su hijo o hija; características del entorno sociofamiliar, pautas educativas que desarrolla la familia; criterios educativos que se aplican...
    • Buscar la coherencia entre pautas educativas familiares y escolares, evitando desacuerdos en los criterios que se aplican en uno y otro contexto a través de un continuo contacto con el profesorado que posibilitará el conocimiento de lo que se aplica en cada contexto y a partir de ello, la adopción de acuerdos al respecto.
    • Favorecer la integración de su hijo/a en el grupo de compañeros y compañeras para evitar el rechazo que, en ocasiones, se puede producir por las diferencias que existen entre ellos, propiciando el desarrollo de actitudes y destrezas en su hijo o hija y ofreciendo oportunidades de relación con otros niños y niñas.
    • Optimizar los recursos adicionales de la comunidad, a los que la familia puede tener acceso, para enriquecer muchas de las actividades educativas que se programen: solicitud de ayudas al estudio, participación en actividades extracurriculares y extraescolares, pertenencia a asociaciones relacionadas, participación en actividades culturales, asistencia a campamentos de verano...

Más información sobre Pautas para padres y madres de niños con Altas Capacidades, por CEAPA(Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado)

Orientaciones al profesorado

Altas Capacidades Santander - Dentro del aula, los profesores se encuentran con alumnos muy diferentes entre sí. Estas diferencias vienen determinadas por múltiples factores que los maestros deben tener en cuenta para poder ajustar sus enseñanzas a cada uno de ellos. Esto, por supuesto, es lo ideal. La realidad es bien distinta, los profesores no cuentan con los medios suficientes para llevar esto a cabo; muchos alumnos por aula, pocos recursos, pocos o ningún profesores de refuerzo…

Con carácter general, los alumnos con alta capacidad son diferentes en intereses, estilo de aprendizaje, motivaciones, e incluso, en el tiempo que necesitan para adquirir determinados aprendizajes. Y esta diversidad necesita diferentes enfoques y ayudas, con la atención y adecuación a los ritmos de aprendizaje.

Por lo tanto, cada alumno posee un tipo de aprendizaje, motivaciones, expectativas, contexto social, etc., que determinará el modo en que se enfrenta a las tareas de aprendizaje.

Ideas equivocadas de los profesores sobre los alumnos con altas capacidades:

  • Pensamos que siempre sobresalen en todas las áreas del currículo.
  • Pensamos que siempre tienen buenos resultados académicos, y cuando esto no ocurre nos apresuramos a pensar que “no les notamos nada especial” o “que están rindiendo por debajo de sus posibilidades”.
  • Creemos que son maduros, que muestran autocontrol, que son independientes y autónomos en su aprendizaje, que son responsables…
  • Creemos que siempre son extrovertidos, inquietos, activos y muy participativos.
  • Los imaginamos como los alumnos “ideales”: aplicados, obedientes, responsables, brillantes, comprometidos, maduros, reflexivos…

profesora con alumnos

Familias y profesorado han de estar siempre dispuestos a colaborar. El profesorado ha de tener en cuenta la necesidad de hacer partícipes a los padres de las medidas propuestas y mantenerlos informados de las adaptaciones que se vayan a realizar.

Perfiles tipos del alumnado con altas capacidades

Altas Capacidades Santander - Hay que tener en cuenta que cada persona es un mundo y presenta peculiaridades que la diferencian del resto de su grupo de iguales. Ocurre lo mismo con los niños que presentan altas capacidades, no solo porque cada uno destaca en un área concreta… si no porque cada uno tiene una personalidad concreta.

En general se pueden distinguir varios perfiles;

  • Alumnado exitoso con buen rendimiento académico;

Un alumnado con altas capacidades pueden ser niños que se adaptan bien a la escuela, sin plantear demasiados problemas.

Presentan un buen rendimiento académico, logrando buenas puntuaciones en los test de inteligencia. Saben lo que se requiere de ellos, aunque a veces se aburren y su rendimiento puede ser inferior a sus capacidades así como su creatividad.

Este tipo de alumnado no suelen presentar disincronías entre los distintos ámbitos de su desarrollo, siendo su autoconcepto bueno. Además, su adaptación les permite triunfar en el colegio pero no necesariamente ante el resto de la sociedad.

  • Alumnado con bajo rendimiento escolar

Son niños difíciles de identificar debido a que rinden muy por debajo de sus posibilidades, incluso pueden llegar a fracasar temporalmente o durante todo el periodo de escolarización.

Las razones de su bajo rendimiento pueden ser debidas a sus características emocionales o la relación social que presentan con el resto de iguales. También se debe a la inadecuación curricular o a la falta de motivación hacia las tareas académicas.

En ocasiones, el alumnado con altas capacidades que presenta bajo rendimiento escolar es identificado por las conductas problemáticas que presenta en el colegio y su actitud negativa hacia el aprendizaje y las tareas de clase.

Parece que estos alumnos viven en una fantasía continua, además de que presentan una baja autoestima y las relaciones con los compañeros no son satisfactorias.

  • Alumnado doblemente identificado

Son alumnos que además de tener altas capacidades presentan algún déficit que les oculta sus capacidades, como discapacidad auditiva, discapacidad emocional, discapacidad visual o discapacidad motora, entre otras.

Al ser déficit más notorios, se les presta mayor atención a estos, dejando a un lado las altas capacidades e impidiendo que el niño se desarrolle con normalidad. Además, estos niños se sienten incomprendidos, y manifiestan conductas de rechazo hacia los demás, de comunicación, de estrés y de frustración.

Familias y profesorado han de estar siempre dispuestos a colaborar. El profesorado ha de tener en cuenta la necesidad de hacer partícipes a los padres de las medidas propuestas y mantenerlos informados de las adaptaciones que se vayan a realizar.

Necesidades Educativas de los niños con Altas Capacidades

Altas Capacidades Santander - Todos estos alumnos en menor o mayor medida presentan de forma transitoria o permanente necesidades educativas. A continuación se describen algunas de las más frecuentes y relevantes.

  • Profundizar en diversos contenidos a través de una oferta curricular flexible.
  • Interrelación entre ámbitos y áreas a través de trabajos en proyectos.
  • Utilizar materiales y recursos variados apropiados a sus intereses y competencias.
  • Trabajar en distintos agrupamientos en función de los objetivos.
  • Encontrar motivaciones en el aprendizaje.
  • Evitar el desarrollo de sentimientos de frustración y deserción por la inactividad.
  • Profundizar en el desarrollo de contenidos relacionados con el respeto interpersonal y la convivencia con iguales y adultos.
  • Afrontar desafíos cognitivos a través de contenidos de trabajo y actividades que lo faciliten.
  • Dedicar su esfuerzo a retos intelectuales superiores en lugar de a la ejecución repetitiva de ejercicios.
  • Establecer relaciones conceptuales y procedimentales entre contenidos distintos.
  • Aplicar la fluidez, originalidad y flexibilidad de pensamiento a problemas con múltiples vías de solución.
  • Profundizar en temas y contenidos de interés personal.
  • Establecer contactos y ocupaciones comunes con distintos grupos sociales de carácter académico y lúdico-deportivo.
  • Desarrollar sentimientos de pertenencia al grupo de amigos y al grupo aula.
  • Valorar positivamente las condiciones personales de los demás.

Medidas educativas de atención a la diversidad

Altas Capacidades Santander - El alumnado superdotado intelectualmente se escolarizará en centros ordinarios. Las decisiones que tome el centro respecto a la atención educativa que necesite este alumnado, deben formar parte de las medidas de atención a la diversidad que se establezcan en los correspondientes Proyectos Curriculares de cada etapa por parte del Ministerio de Educación.

Para el desarrollo de este apartado, nos centramos en lo estipulado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

  • Medidas Ordinarias

Según lo estipulado por la normativa y gobierno español, las medidas ordinarias deberán promover el desarrollo pleno y equilibrado de las capacidades establecidas en los objetivos generales de la educación obligatoria y postobligatoria, así como las medidas organizativas complementarias que sean necesarias en cada circunstancia.

Se concretan en estrategias tales como: contenidos con distinto grado de dificultad, actividades de ampliación y de libre elección, adecuación de recursos y materiales, modelos organizativos flexibles, y adaptaciones en los procedimientos de evaluación.

  • Medidas extraordinarias

Las medidas extraordinarias sólo se aplicarán cuando las ordinarias no hayan dado la respuesta adecuada. Podrán suponer adaptaciones curriculares significativas de ampliación o enriquecimiento del currículo del resto de compañeros de clase. Sólo se adoptarán cuando las medidas curriculares ordinarias no han resultado suficientes y siempre que la evaluación psicopedagógica determine que el alumno tiene un rendimiento global excepcional en un número limitado de áreas. El mismo procedimiento se seguirá para aquel alumnado que tiene un rendimiento global excepcional y continuado pero manifiesta desequilibrios en los ámbitos afectivos y/o inserción social.

Dicha adaptación curricular contemplará el enriquecimiento y/o ampliación de los objetivos y contenidos, la metodología específica a utilizar, los ajustes organizativos que procedan, así como la definición específica de los criterios de evaluación para aquellas áreas o materias que hubieran sido objeto de adaptación significativa.

De acuerdo con la disponibilidad del centro, podrán proponerse como medida de ampliación, el cursar una o varias áreas en el nivel inmediatamente superior (optativas o no en la Educación Secundaria), mediante fórmulas organizativas flexibles; y medidas de enriquecimiento dirigidas tanto a la adquisición y desarrollo de los lenguajes matemáticos, informáticos, musical o idiomas extranjeros, según proceda.

  • Medidas excepcionales

Las medidas excepcionales suponen la flexibilización del periodo de escolarización a través de la anticipación del comienzo de la escolaridad obligatoria o la reducción de la duración de un nivel educativo. Las medidas excepcionales sólo se adoptarán cuando la evaluación psicopedagógica acredite tanto el carácter del alumno superdotado intelectualmente, como la adquisición de los objetivos del curso siguiente.

Pero para adoptar, excepcionalmente, la medida de flexibilización del período de escolarización se debe cumplir unos requisitos y condiciones. Uno que se debe dar en todos los casos, es que las medidas adoptadas sean adecuadas y no pongan en peligro el desarrollo del equilibrio personal y la socialización del alumno.

De acuerdo con el modelo de atención a la diversidad contemplado en el Sistema Educativo español, las medidas para atender las necesidades educativas en los centros ordinarios van desde las de carácter más ordinario hasta las que tienen un carácter más extraordinario.

Adaptación y Metodología del colegio a los niños con Altas Capacidades

Altas Capacidades Santander - Las decisiones que tome el centro escolar al respecto, forman parte de las medidas de atención a la diversidad que se establezcan en los correspondientes Proyectos Educativos. Por otra parte, la atención educativa a este alumnado se realizará, ordinariamente, dentro de su propio grupo. Es en este contexto donde se diseñarán las diferentes medidas y actuaciones, de tipo organizativo y curricular, que hagan progresar a este alumnado en su proceso de aprendizaje y desarrollo.

Aunque el número de alumnos con altas capacidades dentro del sistema educativo es reducido, sus características conllevan problemas escolares en muchos casos que el sistema debe prever para poder responder adecuadamente. La falta de adaptación de un alumno con altas capacidades a las estructuras académicas produce descoordinación y desinterés por las actividades que se ofertan en los centros educativos, lo que puede incluso conducir al fracaso escolar.

Esta carencia de adaptación se ve reflejada también en la relación con los compañeros del aula y del centro, dificultando el proceso de socialización individual que se pretende conseguir por parte del sistema educativo. Los problemas psicológicos que pueden derivarse de este hecho tienen efectos muy negativos.

El tratamiento particularizado que debe ser aplicado por el profesorado que se encuentra en contacto con estos alumnos requiere una preparación y formación específica, de la que no siempre dispone el profesorado. Por lo tanto, es especialmente importante atender este aspecto formativo del profesorado.

En cuanto a la Metodología específica para los alumnos con altas capacidades, la atención a la diversidad del alumnado con altas capacidades requiere el desarrollo de una metodología flexible y abierta y, de manera especial, que esté basada en el descubrimiento, en las técnicas de aprendizaje cooperativo, en el desarrollo de proyectos e investigaciones, etc.

De igual manera se debe potenciar el trabajo autónomo por parte del alumno, favoreciendo y ofreciendo las orientaciones mínimas y necesarias para guiar su aprendizaje; el desarrollo de habilidades de aprender a pensar; la resolución creativa de problemas y el dominio progresivo de los campos de investigación propios de cada área y materia.

La respuesta escolar que debe recibir el alumnado con altas capacidades debe ser adecuada y ajustada a sus necesidades.

adolescente

Ser superdotado es en primer lugar y ante todo una manera de ser inteligente, un modo atípico de funcionamiento intelectual, una activación de los recursos cognitivos cuyas bases cerebrales son diferentes y cuya organización muestra particularidades inesperadas